El Concurso Exprés y el «Semi- Exprés»

Especialistas en concursos de acreedores, crisis empresariales y reestructuraciones

La conclusión de un Concurso por Insuficiencia de Masa

El administrador de una empresa debe saber que, en caso de que no solicite el concurso de ésta, debiendo hacerlo, podrá estar poniendo en peligro su patrimonio personal.

Así, el administrador de una sociedad que no pida el concurso de ésta debiendo hacerlo, podrá:

    1. Resultar condenado a responder con su patrimonio personal de las deudas de la sociedad.

    2. Ser inhabilitado para administrar otras empresas durante un plazo de hasta 15 años.

    3. Perder su derecho a cobrar de la compañía lo que le pudiera corresponder, y tener que devolver lo indebidamente percibido.

 

Actualmente, hay herramientas jurídicas que permiten al administrador de una empresa, solicitar el concurso de ésta, y, evitar responsabilidades, sin incurrir en grandes costes ni complicaciones, y, de este modo, poder dedicar su tiempo a sus nuevos proyectos.

 

El «Concurso Exprés»

Se conoce como «concurso exprés» aquél que cumple los requisitos para poder concluir por insuficiencia de masa y que, se inicia y finaliza, simultáneamente, en la misma resolución judicial que lo declara. Se suele referir a empresas, y en casos los que está muy claro que no hay masa activa ni cuestiones que esclarecer.

El esquema del «concurso exprés» sería el siguiente:

    1. La presentación, por la empresa, de una solicitud de concurso en la que se acredite, debidamente, que concurren los requisitos para su simultanea conclusión por insuficiencia de masa.

    2. Un auto dictado por el juez, donde se declara el concurso y, asimismo, se acuerda su terminación por considerarse probado que se dan los requisitos para ello, y la extinción de la compañía.

En cuanto a los tiempos, la preparación de un «concurso exprés» no debería ser superior a dos semanas. Presentada su solicitud, el juzgado puede tardar en declararlo entre tres y seis meses, dependiendo de la sobrecarga de trabajo que tenga.

 

El «concurso semi-exprés»

Aunque no se conozcan como tal, podemos llamar «concurso semi-exprés» a aquél que cumple los requisitos para poder concluir por insuficiencia de masa, y en el que la administración concursal solicita su conclusión, por falta de masa, en el primer informe que presenta ante el juzgado.

El «concurso semi-exprés» constará, por tanto, de las siguientes fases:

    1. La empresa presentará una solicitud de concurso en la que se acredite, debidamente, que concurren los requisitos del para la conclusión de un concurso por insuficiencia de masa.

    2. El juzgado declara el concurso de acreedores de la empresa, y nombrará a la administración concursal.

    3. La administración concursal, previas las comprobaciones oportunas solicitará al juez la terminación del concurso por insuficiencia de masa, acompañando un informe justificando la procedencia de ello. De haber algo de tesorería pagará las deudas con trabajadores y los gastos judiciales del concurso.

    4. Los acreedores, y, en su caso, la propia empresa, formularán las alegaciones al respecto que consideren oportunas.

    5. El juzgado dictará un auto acordando la conclusión del concurso, lo que, a su vez, conllevará el cese de la administración concursal, y la extinción de la compañía y la cancelación de su inscripción en los registros públicos.

La preparación del concurso, que no debería durar más de dos semanas. La tramitación judicial del concurso será más larga, y dependerá tanto del juzgado como de la administración concursal. No obstante, lo normal es que se extienda entre seis y doce meses.

Opciones de los Acreedores

Los acreedores que consideren que no se cumplen los requisitos para la terminación anticipada del concurso podrán:

    1. Oponerse a la propuesta de la administración concursal, de que se declare la terminación del concurso.

    2. Recurrir en apelación la decisión del juzgado que acuerde la conclusión del concurso.

    3. Pedir la reapertura del concurso, lo que podrán hacer durante el año siguiente a la conclusión de concurso, y con la finalidad de que se ejerciten acciones de reintegración y que se declare el concurso culpable.

Aspectos que pueden Favorecer un Concurso «Exprés» y «Semi-Exprés»

Los acreedores que consideren que no se cumplen los requisitos para la terminación anticipada del concurso podrán:

    1. Oponerse a la propuesta de la administración concursal, de que se declare la terminación del concurso.

    2. Recurrir en apelación la decisión del juzgado que acuerde la conclusión del concurso.

    3. Pedir la reapertura del concurso, lo que podrán hacer durante el año siguiente a la conclusión de concurso, y con la finalidad de que se ejerciten acciones de reintegración y que se declare el concurso culpable.

Responsabilidad Personal de Administrador

Procede la conclusión de un concurso por insuficiencia de masa cuando no existan, al menos aparentemente, bienes suficientes para, ni siquiera, atender los gastos del propio concurso.

Asimismo, debe resultar imprevisible, que:

    1. Se deban reintegrar bienes a la sociedad, que no debieron salir;

    2. Se ejerciten acciones de impugnación;

    3. Haya terceros que deban responder de las deudas de la sociedad; y

    4. El concurso se declare culpable.

Tampoco podrá haber en marcha ningún procedimiento judicial en el que se esté discutiendo sobre alguna de las cuestiones anteriores.

Importante advertencia

Según se ha explicado, el momento en que se acuerde la conclusión de un concurso por insuficiencia de masa depende en gran medida de:

    1. Lo que decida el juez;

    2. Las actuaciones que lleve a cabo la administración concursal, y

    3. La actitud que adopten los acreedores.

 

Precisamente por ello debe tenerse en cuenta que los tiempos y trámites que implicará un concurso que pretenda ser «exprés» o «semi-exprés», pueden variar significativamente, siendo posible que, en contra de lo pedido por el solicitante del concurso, en el mismo:

    1. Se elabore el informe de la administración concursal;

    2. Se aperturen las fases de liquidación y calificación; y

    3. Se tramite algún incidente concursal.

 

 

#CompromisoRÂIZ: En RÂIZ Abogados somos especialistas en Derecho Concursal con más de 25 años de Experiencia, por ello te animamos a que nos contactes en el 915 433 123 o en el correo electrónico info@raizabogados.es, así como a través de nuestro formulario de contacto donde puedes explicarnos tu caso y te contactaremos a la mayor brevedad.

#DerechoConcursal #RÂIZAbogados #NuevoConceptoDeSala&SerraAbogados

Contacta con RÂIZ

O si prefieres te llamamos nosotros